lainformacion.comRelaciones

Practicopedia > Categorías > Relaciones > No te lo pierdas en relaciones > Cómo dejar atrás las relaciones tóxicas de una vez por todas

Cómo dejar atrás las relaciones tóxicas de una vez por todas

Aprende cómo dejar de caer en relaciones con personas tóxicas y evita también convertirte en una.

breakup-908714_1280_0.jpg
Evita a las personas que no aportan nada positivo a tu vida.

16/03/2016 por: mmadarnas

"Tienes una relación tóxica", ¿lo has escuchado alguna vez?. Eres de esas personas que siente que siempre da con la persona equivocada y que algunas de las personas que te rodean consumen tu energía. Puede que estés en medio de una relación tóxica sin darte cuenta.Aprende a detectar las relaciones tóxicas, pero sobre todo aprende con estos sencillos consejos cómo evitar ese tipo de relaciones. Siguendo estas recomendaciones no solo dejarás atrás las relaciones que no aporten un valor positivo a tu vida, sino que además evitarás el riesgo de convertirte tú también en una persona tóxica para los que te rodean. ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

  1. 1 Reflexiona sobre lo que esperas de una relación

    Este es un punto fundamental para evitar las relaciones tóxicas. Es importantísimo que te conozcas bien y que analices tus relaciones anteriores y las razones por las que no han ido bien. Saca conclusiones y mira hacia ti para ver si, sin quererlo, has estado alimentando relaciones nocivas porque no tenías claro qué era lo que esperabas.

    También es muy importante que no idealices las relaciones. No hay amistades perfectas ni amores ideales como en los cuentos. No esperes algo imposible porque eso puede nublar tu juicio, poniendo características que deseas en personas que no las tienen y dejando de ver las señales de alerta de que una relación puede ser tóxica porque te empeñas en que eso que has idealizado, sea lo que "tiene que tener" la persona con la que estás tratando.

    A veces somos nosotros mismos los que ponemos un velo ante nuestros ojos y no vemos la realidad como es, por desear que los sueños se hagan realidad. Ten cuidado y acércate a las nuevas relaciones con curiosidad por conocer a las personas y no esperando que encajen en una plantilla perfecta.

  2. 2 Determina lo que quieres, pero sobre todo lo que NO quieres

    Debes tener claro qué es lo que esperas de las personas con las que te relacionas, pero es aún más importante conocer cuáles son tus límites, qué es lo que no quieres bajo ningún concepto. Aunque esto en principio parece algo sencillo no lo es tanto y requiere mucho tiempo de reflexión.

    Cuando una persona traspasa uno de tus límites debes ponerla al margen. Aceptar actitudes que no quieres en tu vida es contraproducente para ti y puede llevarte a relaciones que te dejen secuelas emocionales a largo plazo. Evita a aquellas personas que no respeten tus límites o que simplemente no te llenan tanto como para avanzar más en profundizar la relación sea del tipo que sea.

  3. 3 Mejora la comunicación con quienes te rodean

    Muchas veces por no herir los sentimientos de otras personas, por timidez o simplemente porque nos parece una tontería lo que vamos a decir, nos callamos o utilizamos eufemismos para expresarnos. Esto puede ocasionar problemas de comunicación que es mejor evitar, sobre todo cuando estamos conociendo a nuevas personas.

    Es importante que la comunicación sea clara, que si algo no nos gusta podamos expresarlo a los demás y que podamos aclarar los malentendidos. También es importante cuidar los gestos y los detalles, pues la comunicación no es solo verbal.

    Muchos de los problemas que surgen en las relaciones tienen que ver con malos entendidos que podrían no producirse expresando con sinceridad lo que esperamos de la interacción con los demás. Muchas relaciones se vuelven tóxicas como consecuencia de una comunicación pobre y por evitar enfrentar los problemas y las situaciones incómodas.

  4. 4 Confía en tu instinto

    A veces cuando nos enfrentamos a una situación que nos genera dudas, una voz interior nos alerta de que quizá no es oro todo lo que reluce. Cuando eso ocurra escucha a tu instinto y pregúntate por qué tienes esa sensación. En ocasiones es solo el nerviosismo ante una nueva situación, pero en otras ocasiones es una incomodidad porque hay algo que en el fondo no acaba de convencernos de que lo que estamos pensando hacer, sea en realidad lo correcto.

    En ocasiones aunque sientes que congenias bien con una persona, hay una parte de ti que siente que no debes precipitarte. Cuando esto te ocurra es mejor que tomes un descanso y te preguntes por qué te ocurre esto, mientras dedicas más tiempo a conocer mejor a la persona con la que te ocurre. Si la incomodidad persiste quizá debas plantearte no involucrarte de más en una relación que ya de inicio no te hace sentir enteramente a gusto.

  5. 5 No te precipites al afianzar la relación

    Cualquier relación pasa por distintas fases y lleva tiempo conocer a los demás. No creas en el amor a primera vista, en los amigos que enseguida sienten que te conocen de toda la vida o en los compañeros de trabajo que, tras una semana de compartir oficina, te dicen que eres la persona con la que mejor han trabajado en equipo desde que llegaron a la empresa.

    Ten cuidado con estas actitudes y tómate tu tiempo para afianzar las relaciones nuevas. Las amistades y las relaciones de pareja se forjan a largo plazo y lleva mucho más que unos días o unas pocas semanas conocer a alguien tanto como para que forme parte de círculos más próximos de tu vida.

    Las relaciones sanas surgen de forma natural, sin prisas y sin presiones. Si te sientes en medio de una situación incómoda porque alguien te pide más espacio del que quieras dar, no te dejes llevar por el sentimiento de culpa y pon un freno. Los demás deben respetar tus tiempos y tus decisiones, aunque eso signifique que no vas al mismo ritmo que ellos. Si no lo hacen considéralo una señal de alerta y toma precauciones para no caer en una relación tóxica.

 

Subido el 16/03/2016 por:

mmadarnas
mmadarnas

Lo más importante es disfrutar de cada instante, el aprendizaje viene con la experiencia.